viernes, 27 de febrero de 2015

Tu mejor versión

 Como un buen regalo llego para hacer una gran publicación en Navidad; ahora, dos meses después vuelve al blog para aportar su granito de arena, para que creas en ti y para que saques la mejor versión de ti mismo. Es un placer volver a estar acompañado por Victor Arnau.

Hola a todos una vez más. Muchos ya me conocéis, mi nombre es Víctor Manuel Arnau, y he colaborado en diversas ocasiones en este blog. Antes de empezar con la publicación quiero agradecer a Mikel la oportunidad de escribir una vez más, aportar mi granito de arena a este espacio, que va creciendo y mejorado con cada publicación. 

En la colaboración de hoy os voy a hablar de una de las claves de la vida, o al menos de mi vida. Te voy a hablar de un estado interior digno de buscar, de una sensación digna de sentir, de una fuerza difícil de parar. Te voy a hablar de ti, o al menos de una parte de ti… 

La conoces, la has percibido, la has sentido en más de una ocasión… Sabes reconocerla en cuanto aparece, porque forma parte de ti, te ha acompañado en tus victorias más grandes, en tus mejores momentos, en tus instantes de gloria. Ha aparecido en más de una ocasión en tu vida, pero debes conseguir que aparezca más a menudo. Y debes conseguirlo, porque abrazarla a menudo en tu presente es la mejor forma que conozco de asegurarse un gran futuro. La mejor, no tengo ninguna duda. ¿Aún no sabes de que hablo? Hablo de ti, pero solo en tu mejor versión. Hablo de la mejor versión de ti mismo. 

Venga, no me digas que tú no tienes de eso. No me vengas con la excusa de que no sabes encontrar tu mejor versión. Si, ya sé que no es fácil, sé que cuesta. Pero amig@ mi@, que no sea fácil es lo que lo hace bonito. Si fuese fácil todo el mundo lo haría. Como me dijo alguien muy especial: “En lo fácil hay cola, lo fácil lo hace todo el mundo”. A mí también me cuesta, a los actores también les cuesta, y a los deportistas, a tu ídolo. En definitiva, no es fácil ser la mejor versión de uno mismo. 

Pero para un momento y piensa. No te estoy pidiendo que seas el mejor, ni que compitas con los demás. Nada de eso. Ni siquiera te estoy pidiendo que seas alguien genial, aunque ambos sabemos que tienes la capacidad para serlo. Te estoy pidiendo que seas tan genial como tú puedas serlo, te estoy diciendo que sacar la mejor versión de ti en cada uno de los momentos, en cada uno de los aspectos de tu vida, con cada una de las personas que te encuentras, es el mejor camino que conozco hacia el éxito, hacia la satisfacción. Te estoy pidiendo que sigas siendo tú, pero encárgate de ser un Tú del que te sientas orgullos@. 

“Todo el mundo es un genio. Sin embargo, si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol, pasará toda su vida pensando que es un estúpido.” Albert Einstein 

Seguro que recuerdas ese día, ese fin de semana, ese partido, esa carrera, o esos minutos. Seguro que tú también recuerdas esa ocasión en la que confiaste en ti al máximo, en que te motivaste para conseguir algo, en que conseguiste encontrar tú mejor yo, y conseguiste algo maravilloso. Te elevaste por encima de las circunstancias para brillar, triunfar, disfrutar, vivir. ¿Y sabes que fue lo mejor de todo? que lo lograste tu sol@, por eso estás tan orgullos@. 

Mi consejo es simple: trabaja en que eso suceda más a menudo. Trabaja en lograr la mejor versión de ti mismo 

Y cuando digo la mejor versión de ti mismo estoy abarcando muchos aspectos: tu actitud, tu forma de vestir, tu forma de sonreír, tus ganas de aprender, tu motivación, tu relación con los demás, tu estado de ánimo. Te estoy hablando de coger tus virtudes y elevarlas al máximo, de aprovechar tus cualidades, de conducir tus defectos, de mostrar tu mejor versión, de mejorar tu entorno. 

Quizá en estos momentos te encuentres lejos de tu mejor versión, quizá creas que es muy costoso cambiar. Nunca es tarde para mejorar. Una de mis frases favoritas, que me enseñó una buena amiga dice: "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." Eduardo Galeano. Yo diría que somos lo que hacemos para mejorar lo que somos. Y tú, quien quieres ser? Y que vas a hacer para mejorar? 

Imagina la mejor versión de ti posible, esa versión de tu persona que te hace genial e imparable. ¿No crees que es un buen momento para empezar a buscar a esa persona? Y podría mentirte, decirte que todos y cada uno de tus días vas a sacar tu mejor versión, pero sería una mentira, y yo no sé mentir. Lo que si te puedo asegurar, es que si lo intentas al máximo una y otra, y otra vez, cada día te acercaras más y más a la persona que quieres y puedes llegar a ser. Aunque no siempre logres llegar a ese nivel, ya estás en el camino correcto, en el camino de la mejor versión de ti mismo. Empieza ya. “No tienes que ser grande para empezar, pero debes empezar para ser grande” 

Como diría Steve Jobs, “Tu tiempo es limitado, así que no lo malgastes viviendo la vida de otra persona. No dejes que los ruidos de las opiniones ajenas acallen tu voz interior. Ten en coraje de hacer lo que dicen tu corazón y tu intuición.” 

Saca tu mejor versión, no para contentar a nadie, no para encajar. Hazlo por ti, porque tu mejor versión no tiene límites. Porque el mundo es un lugar mejor cuando está lleno de mejores versiones de personas. 

Hasta aquí mi colaboración. Ha sido un placer volver a escribir. Al igual que es un placer ver como el blog continúa a tan buen ritmo. Nos vemos pronto. 

Un saludo, Víctor 

Victor y yo somos amigos desde hace muchos años y puede que sea por eso que comparto cada palabra que hoy a compartido con cada uno de vosotros. Gracias Victor por querer una vez más pasarte por aquí, un lugar donde siempre serás bienvenido. Con esta publicación cierro el mes de Febrero en el blog y os aviso que el mes de Marzo será especial para los amantes del fútbol sala y del tenis.

Un saludo, Miquel Orenga.

viernes, 20 de febrero de 2015

Muérete sonriendo

La vida es esto. Mientras tu estás leyendo y yo estoy escribiendo el reloj sigue en marcha, no se
detiene…no se para nunca. Mientras dormimos, mientras trabajamos, mientras nos quejamos o disfrutamos el reloj sigue adelante, sin remordimientos, sin pudor, sin esperanza. No podemos controlar el tiempo, no podemos detenerlo…es tan real como triste. De nosotros solo depende como queremos explotar ese tiempo, como queremos aprovechar cada segundo, como queremos vivir.

La muerte esta ahí, a la vuelta de la esquina. Es duro, sí, pero es cierto. Nadie ni nada te puede asegurar que mañana vas a seguir con vida, y da igual si rezas antes de dormir. Es un momento y ¡puff! todo desaparece. Desaparece la persona, sus sueños y ambiciones, sus planificaciones para el futuro, su vida. Y además es que al mundo le da igual, se la suda completamente porque la muerte es algo habitual, diario y siempre inoportuno.

No podemos decidir como queremos morir o cuando, pero si que tenemos la capacidad de poder explotar la vida, de exprimirla, de valorarla por lo que es y por lo que nos da a cambio. Nos vamos a morir igual, da lo mismo si eres pobre o rico, alto o bajo, si te cuidas o si no. Todos tenemos el mismo destino pero si algo tengo claro es que quiero morirme diciendo: “Me cago en la leche, ¡que bien me lo he pasado!”.

Y es lo que importa, porque al fin y al cabo son los recuerdos más emocionantes aquellos que vale la pena recordar, de los enfados y de las quejas nos olvidamos. Nos pasamos parte de nuestra vida “pasando página”, empezando de 0 y es un error de concepto de casi todo el mundo. No se puede volver a 0, el contador de la vida no te da esa opción.

Así que si sientes que te has equivocado en la manera que has enfocado tu vida, piensas que no deberías estar haciendo esa carrera universitaria o que no deberías ir de la mano de esa chica…no esperes más. La vida esta para disfrutarla al máximo y no para pensar: “yo algún día quiero…”. Ese día es hoy porque es lo único que tienes seguro, mañana puede que sea ya muy tarde.

Sé que no es fácil, sé que muchas veces vemos los cambios como si estuviéramos ante un precipicio pero, ¿y lo bonito que es caer? Porque al caer nos dejamos llevar, liberamos esa locura que llevamos dentro y solo si somos lo suficientemente valientes para dejarnos caer puede que tengamos la opción de empezar a volar.

Es de humanos equivocarse, pero es inhumano no arriesgarse. Vuela mientras el tiempo te lo permita y muérete sonriendo pensando en que te lo has pasado de puta madre, que has cumplido todos tus sueños y que te has dejado las fuerzas en aquello que te apasionaba.

No hay más. No dejes que en tu vida haya páginas en blanco, es más bien todo lo contrario. Creo que es más gratificante si coges cada etapa de tu vida (o cada página del libro) y la rellenas al máximo, escribiendo incluso hasta en los márgenes, sin dejar escapar un segundo, sin desperdiciar esa opción que te da la vida de convertirla en una aventura sin limites. 

Un saludo, Miquel Orenga. 

martes, 17 de febrero de 2015

Aloha & Co

El mundo esta lleno de casualidades, de gente que se encuentra por el azar, de motivaciones que nos llevan a un mismo punto. Hoy en el blog, ocurre algo muy parecido y es que tengo el placer de presentar a un grupo de chicos y chicas que forman Aloha&Co, una página web que rebosa felicidad y que la comparte expresando su deseo de comerse el mundo. En el día de hoy colaboran en el blog para seguir compartiendo ese sentimiento y para hacernos ver el lado bueno de las cosas.

Alohandco nació como una necesidad interior. Queríamos ayudar a que la gente fuera feliz, guiados de nuestra manera de ver la vida, con una filosofía cargada de pasión y positividad.

Es un tópico, pero parece que hay gente que no se da cuenta: vida solo hay una y como decía Jose Luis Sampedro, tenemos la obligación de vivirla. Y nosotros queremos comernos el mundo, devorarlo, saborearlo y, sobre todo, disfrutarlo. Queremos disfrutar de tal manera que olvidemos el paso del tiempo. Queremos ir por la vida sonriendo y haciendo que la gente se pregunte por qué. Queremos ir contagiando esas sonrisas, siendo saludables con nosotros mismos y con nuestro entorno. Queremos ayudar a los demás, inspirar.


"La vida no debería ser un viaje hacia la tumba con la intención de llegar a salvo con un cuerpo bonito y bien conservado, sino más bien llegar derrapando de lado, entre una nube de humo, completamente desgastado y destrozado, y proclamar en voz alta: ¡Uf! ¡Vaya viajecito!"

La gente está inundada en una rutina, buceando continuamente, y solo saca la cabeza para respirar. Creemos que la sociedad necesita de reflexión, de pararse a pensar. Creemos en la necesidad de intentar que la gente vea la vida con un filtro de colores. Es por esto, que nosotros queremos ser esa burbuja de aire fresco en la que entrar y reflexionar, sobre lo que somos, lo que queremos, lo que hacemos...Y a partir de ahí saltar, pero no saltar para bucear, sino para volar.

No creemos en un vagón de tren aburrido, lleno de zombis que suben y bajan mientras la vida se va acercando al final. Creemos en un vagón con una batucada, con gente bailando salsa y bachata, rebosante de risas y felicidad. No una fiesta continua, sino un vagón de responsabilidad, equilibrio, salud y bienestar. 

Contágiate con nosotros...y sumérgete en nuestro particular mundo: http://www.alohandco.com/


Debo agradecer a la gente que forman Alohandco por su compromiso y dedicación, y por darle la oportunidad e compartir mi felicidad como forma de vida en un espacio tan interesante como el suyo. Aquí podéis ver mi colaboración en Alohanco:http://www.alohandco.com/la-felicidad-como-forma-de-vida/

Por último solo me queda decir que siempre tendran las puertas abiertas del blog para transmitir su fuerza y sus ganas de comerse el mundo...siempre hace falta gente así que espabile, que sea capaz de sacar una sonrisa y que vea el vaso siempre medio lleno.

Un saludo, Miquel Orenga.

viernes, 13 de febrero de 2015

Presión inútil

Nos movemos por instintos, por sentimientos y por convicciones. Somos capaces de hacer auténticas locular por amor, hacer entrenamientos sobrehumanos por puro placer o participar en manifestaciones populares por convicciones sociales y morales. ¿Es lógico no? Pues hoy voy a hablar de la parte ilógica, de todo aquello que parece ser y no es.

Creo que muchas veces no somos sinceros con nosotros mismos, y queremos aparentar que sí. Creo que otras veces somos capaces de creernos nuestras propias mentiras y llegamos a considerarlas como ciertas.
¿Qué mierda nos pasa? Yo lo denomino como "presión inútil", es decir, querer aparentar ciertas cosas sin tenerlas adquiridas, por simple aceptación o admiración popular.

En ese momento parece que seamos los "cracks", los que más entrenamos y los que mejores notas obtenemos. Si de verdad es así perfecto, pero si no mejor que nos quedemos callados.

Vivimos en sociedad y tenemos la necesidad de sentirnos aceptados y adaptados por la gente; eso es lógico. Lo ilógico es que esa aceptación llegue por apariencias, mentiras y estupideces. Lo que quiero decir es que si eres el mejor debes demostrarlo y sino lo eres (o no eres lo que quieres aparentar ser) no te crees un personaje, coge las riendas de tu vida, esfuérzate y conviértete en la mejor versión de ti mismo.

Por otra parte voy a tratar un tema más deportivo.Creo que a veces perdemos lo que para mi es la esencia del deporte: DISFRUTAR.

Sería lógico hacer deporte por puro placer, por distracción o por compartir risas y conversaciones entretenidas con la pareja de baile. También es lógico que cierta gente busque un toque competitivo a su deporte, pero todo en base al disfrute del mismo. Lo ilógico es hacer deporte y no disfrutar, salir a correr para aparentar cierta forma física en verano o para tener un tema más del que hablar en los botellones. Quiero decir que si te gusta el deporte lúdico, perfecto; si te gusta el deporte competitivo, también; pero por favor no debemos hacer deporte para complacer a nadie o para aparentar.

¿Hago deporte por mi o por mis amigos? Hago deporte por mi, porque me gusta, me apasiona, hace que cada vez que salga a la montaña tenga una nueva experiencia que valga la pena recordar. Si hago una carrera de 43.5 por montaña en más de 9 horas no la hago ni para contarlo después aparentando ser un "supercrack", ni para avergonzarme de contarlo a personas de mayor nivel que les pueda parecer un tiempo de risa. Lo hago por mi porque creo que hay que ser egoísta en ese sentido.

Queda claro que yo aquí suelto lo que pienso (para eso es mi blog), pero luego cada uno es libre de hacer lo que quiera. Yo no juzgo, solo doy mi opinión y comparto mi forma de ver las cosas. Por eso lo que hoy quiero transmitir es que debemos defender nuestra personalidad, nuestros gustos y nuestras aficiones, que debemos creer firmemente en nuestras convicciones morales, que debemos estar siempre ansiosos por aprender y por crecer, y que no hay nada más bonito que estar orgulloso de uno mismo.

Así que hagas lo que hagas, hazlo por ti...porque en ese momento es lo que te pide el cuerpo. No te sientas presionado por algo que es invisible, muéstrate sincero contigo y con los demás y asi te sentirás con un toque de libertad para seguir hacer adelante.

Un saludo, Miquel Orenga. 


sábado, 31 de enero de 2015

Clases dirigidas: Marc Fernández

El otro día os hablaba de explotar Enero, de apurar sus días y noches. Desde el blog he querido pasar del dicho al hecho y aprovechar que hoy es 31 de Enero para presentar la gran colaboración del mes. Hoy tengo el placer de compartir espacio con Marc Fernández, instructor de Fitness y musculación, instructor de ciclo indoor y de Body Pump en el Gimnasio GoodFit. Marc nos hablara de las clases dirigidas, de su importancia y de su finalidad, al igual que dejara caer alguna que otra anécdota; todo esto, claro esta, desde el punto de vista del monitor.

Hola, me llamo Marc Fernández García. Soy instructor de fitness y musculación, instructor de ciclo indoor (spinning), instructor de Body Pump y de clases dirigidas en general.

Trabajo en el gimnasio GoodFit en que ejerzo la labor de instructor de fitness en la sala de musculación. Ahí realizo programas de entrenamiento a seguir según cada objetivo, realizando asesoramientos alimenticios, asesoramientos de suplementación, etc. También realizo clases dirigidas como ciclo indoor, body pump y entrenamiento interválico. Hoy hablaré de las clases dirigidas desde el punto de vista del instructor.

En toda clase dirigida el instructor es el encargado de que todo salga bien, de que la gente se sienta bien y de que no haya ningún cliente que realice algún ejercicio mal, para que nadie se dañe ni se lesione. Además nos tenemos que encargar de que la música sea agradable e intentar siempre que lleven el ritmo que la propia música marca.  También debemos encargarnos de que haya un ambiente agradable y amigable a la vez que dirigimos y orientamos a los clientes hacia donde nosotros queramos que estén.

Dicho esto me gustaría explicar brevemente en que consisten algunas de las clases dirigidas que realizo:

-          Ciclo Indoor (Spinning): el ciclo indoor llamado coloquialmente spinning, es una clase dirigida de fuerza resistencia (cardiovascular) en la que el instructor es el encargado de conducir la sesión y orientar a los clientes. Se realiza sobre una bicicleta estática de piñón fijo, dotada de una rueda de inercia que facilita el pedaleo continuo. Es una actividad que permite trabajar en grupo y permite tanto a principiantes, adultos o atletas de alto nivel entrenar juntos ajustando la intensidad (con una rosca de resistencia) de forma individual según sus necesidades u objetivos. Es divertida y fácil de aprender. La música ameniza la sesión a la vez que es el hilo que nos conduce y empuja durante toda la clase.

-          Body Pump: El Body es una clase dirigida de tonificación en la cual se realiza un trabajo con peso (no demasiado) al ritmo que marca el instructor y la música. Son 10 tracks, y en cada uno de esos tracks se realiza un ejercicio específico para cada grupo muscular. Se empieza por el calentamiento donde trabajan de forma más suave todos los músculos para prepararlos para el trabajo. El segundo track son sentadillas, luego pasamos al pectoral, dorsal – lumbar, tríceps, bíceps, femoral, hombro y abdomen, para finalizar. Es una clase eficaz en la que el instructor es el encargado de que nadie realice ningún ejercicio en mala postura. Es muy recomendable para tonificar los músculos.

Y para finalizar os quería contar una anécdota que me ocurrió hace poco mientras daba una sesión de Body Pump. Por lo que comentaba anteriormente, el instructor es el encargado de que el cliente se sienta bien y cada vez tenga más ganas de ir a las clases y tenga mayor motivación. Bueno pues dando una clase de Body Pump, a mitad clase se fue la luz en todo el gimnasio, la calle y medio pueblo en general. Estuvimos esperando un buen rato y como no volvía para no dejarles a mitad clase les di la opción de seguir con la clase a oscuras (solo con unas cuantas velas que habían de otra clase dirigida de relajación), y sin música claro. Aceptaron contentos y acabamos la clase entera solo con la motivación de mis palabras, mis movimientos y las partes de las canciones que yo mismo les cantaba. Al acabar la clase los clientes se mostraron muy contentos y rompieron con una ovación de aplausos y silbidos.

¿A dónde quiero llegar con esto?  A lo que decía antes, que somos los encargados de que el cliente se sienta bien, se vaya contento a su casa, quiera volver, que haya realizado todos los movimientos correctamente y note una mejora en su objetivo. Somos los encargados de sorprender e innovar de manera que siempre exista una complicidad agradable entre cliente – instructor.

Os animo a probar dichas actividades y a llevar una vida saludable. ¡El deporte es vida!

Ha sido un placer contar con Marc y quiero agradecerle su dedicación y su esfuerzo para hoy poder presentar esta colaboración. Ahora ya puedo dar por terminado el mes en el blog superando otra vez las 1000 visitas. Nos vemos en Febrero con muchas más publicaciones y sorpresas.

Un saludo, Miquel Orenga.


miércoles, 28 de enero de 2015

Enero

Que no se acabe Enero, que no empiece Febrero.

Quiero más momentos de mantita y peli, de abrazos buscando un poco de calor. Quiero seguir escuchando los nuevos propósitos para este año con las mismas ganas que el día 1. Quiero tener la oportunidad de retarme, de prepararme para superar la cuesta de Enero y sus importantes exámenes. Quiero más días de lluvia, de nieve, de deportivas con barro y de orejas heladas. Quiero pararme, respirar y disfrutar sin mirar el reloj.

¿No habéis notado que la gente tiene mucha prisa? Todavía no hemos acabado Enero y ya estamos pensando en que se acerca "San Valentín", el estreno de "50 sombras de Grey", las Fallas o Madalena (o ninguna de las dos), la Semana Santa y algunos incluso ya piensan en que queda poco para el verano.

Que yo sepa estoy escribiendo esto a día 28 de Enero y me pregunto, ¿Qué hay más importante que hoy? Nada. No tengo ninguna prisa en que llegue Febrero y no tengo ningún interés en que termine Enero.

Hay demasiado estrés, demasiadas ganas de adelantar el reloj y que pasen los días. Durante el mes de Enero he escuchado (y también he dicho yo mismo) muchas veces: "Uff que ganas tengo de que pase esta semana". La semana, los días y las horas van a pasar igual tanto si quieres como si no, y lo importante no es que pasen, lo vital es que cuenten.

No debemos tener tanto interés por ver pasar las agujas del reloj, sino todo lo contrario. El tiempo no se administra, el tiempo se explota hasta que el cansancio nos lleve a la cama. Las horas muertas no existen, y si existen debemos cambiarlas por horas vivas.

Horas vivas, ¿Qué raro suena no? Pues no suena tan raro cuando eso significa que estas aprovechando el tiempo, que estas haciendo lo que te da la gana hacer, que estas viviendo de verdad y no esperando a vivir.

14 de Febrero, 31 de Diciembre, tu cumpleaños...esos días llegarán, así que tranquilos. Un 8 de Enero o un 15 de Agosto no tiene porque ser menos importante ni menos especial; mejor dicho no debemos dejar que existan días "normales", ya que cada día tenemos la oportunidad de ser felices y el tiempo es demasiado valioso como para dejarlo escapar.

No esperes a que llegue ese día que tienes marcado en el calendario, sino márcate TODOS los días en negrita y en color rojo, porque ningún día es más importante que otro. Todos tienen 24 horas para compartirlas, disfrutarlas, explotarlas...vivirlas.

Así que no dejes escapar Enero; apura sus días y sus noches, todas sus horas y vive. Ya habrá tiempo para disfrutar de Febrero y si no lo hay "que nos quiten lo bailao".

Un saludo, Miquel Orenga.

lunes, 26 de enero de 2015

Originalidad



Estoy harto de que la gente se pase el tiempo imitando a otras personas, repitiendo frases celebres que algún día pronunciaron grandes personalidades, publicando estrofas que tratan de expresar sentimientos similares a los que sintieron sus auténticos autores.

¿Qué hay de la originalidad? Joder yo creo que no hay ninguna imagen o ninguna frase celebre que pueda competir con las palabras que pueden salir de nosotros mismos. Ser original o creativo marca la diferencia y esa diferencia dibuja nuestra personalidad.

Me gusta mucho la gente diferente, como por ejemplo David Muñoz (Diverxo) que creo un restaurante (3 estrellas Michelín) único de la nada. Bueno mejor dicho creo algo único y original de una idea.

Las ideas tienen un poder especial si se desarrollan en la mente adecuada. Aquella persona que tenga una idea y no se atreva a desarrollarla, le quitara al mundo la oportunidad de conocer algo nuevo y se privara de hacer realidad sus sueños. Por otro lado, si tienes una idea y crees en ella, y además tienes los cojones de arriesgarte a darle forma, estarás dando un paso hacia adelante y podrás afirmar: “Este soy yo y estoy haciendo realidad mi sueño”.

Nunca es tarde. La edad solo nos aporta conocimientos y experiencias, pero nunca nos debe quitar nuestras ganas de vivir y de cumplir nuestros sueños. Un claro ejemplo lo tengo en mi clase de Fisiología, donde un hombre de 70 años acude cada día con la única intención de formarse, de crecer, de ser un poquito más grande.

Hay que ser original, hay que atreverse a ser diferente y a ser uno mismo porque nadie sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta. Tú eres tu propio dueño y no necesitas imitar a otros para crecer. Solo necesitas confianza, pasión y un toque de valor.

Por ello hazte el pelo como te de la gana y sobre todo di siempre lo que piensas, no te reprimas, no te calles. Si no te gusta algo, dilo; y si te gusta también.

No te asustes de ser diferente, no tengas miedo a lo desconocido y atrévete a crear aquello que llevas años soñando. Esta es mi frase celebre de hoy, con el pelo sin hacer, con un bolígrafo y una libreta.

Un saludo, Miquel Orenga.